Verano inolvidable
7 enero, 2019

El arte como expresión de nuestra gente

El balance cultural de la Cooperativa es altamente positivo, tanto por la calidad de sus acciones, como por la cantidad de gente que participó de ellas. Vamos por más.

La actividad cultural de una comunidad viene a ser su corazón. La cultura es la actividad humana por excelencia, y allí es donde habita todo aquello que habla, de un modo figurado, de lo que somos. Y de lo que queremos ser. Habla de las alegrías y las tristezas de un pueblo. Del crecimiento y las pérdidas, de los sentimientos compartidos de una comunidad.

Para la Cooperativa de Tortuguitas esta certeza es rectora y promover la expresión, saber oír cuáles son los gustos, los deseos, las necesidades expresivas de la gente es un objetivo primordial. Por eso, cada mes, los asociados de la Cooperativa realizan un aporte especial que ayuda a financiar toda el área. De este modo, se pueden traer espectáculos de primer nivel, financiar docentes que ofrezcan talleres culturales y ayudar a aquellos que tienen una vocación artística y no pueden costearse los gastos que esto trae aparejado.

Pero sobre todas las cosas, generar espacios donde las personas se encuentren, se conozcan, pasen un rato juntos, es la mejor manera de aportar al sentimiento de comunidad, tan necesario cuando se quiere vivir en una sociedad más justa, más solidaria, con valores compartidos.

Enero es un buen mes para mirar hacia atrás y recapitular todo lo hecho, para así tomar impulso y seguir generando cultura en este año que recién comienza.

Ser o no ser: Teatro en la Cooperativa

Año a año la cartelera teatral crece y se consolida. En 2018 se pusieron en escena seis obras de teatro, y en todos los casos el público agotó las localidades.

Las obras en cartel fueron Brandsen, Los árboles mueren de pie, Nuestra señora de las nubes, El Caso Efesio y En terapia. La elección de las obras valora que los elencos sean de la zona, y que la calidad de los textos esté a la altura de lo que pide el público de Tortuguitas. Además, se mezclan piezas teatrales clásicas con textos nuevos, y lo mismo con los géneros: hay drama, comedia y musicales. Capítulo aparte merece “Otra vez sopa”, el unipersonal a cargo de Enrique Pinti que se realizó en el Polideportivo, con casi 700 espectadores.

Para los chicos, todo

El ciclo de cine infantil se instaló como un clásico para los chicos, que se acercan a la Cooperativa para divertirse y mirar películas. Para muchos chicos, es la oportunidad de ver películas en una pantalla grande. Y de compartir la tarde con amigos, disfrutando una rica merienda. La programación apunta a películas con humor y contenido, que promuevan los valores cooperativos. Este año se vieron nueve películas.
Por otro lado, para el Día del Niño se presentó un espectáculo musical de gran despliegue escenotécnico. La obra elegida fue La Sirenita, con ocho actores en escena, actuando, bailando y cantando.
Este año, más de 500 chicos disfrutaron de los espectáculos infantiles de la Cooperativa.

Talleres: Aprender a expresarse

Los talleres culturales de la Cooperativa surgen a partir de un pedido puntual de los vecinos, por no tener espacios en la zona con una oferta de este tipo. Hoy los tiempos cambiaron y fueron apareciendo lugares donde es posible realizar estas actividades. Entonces la propuesta institucional también se adaptó y mantuvo aranceles accesibles, apostando a que lo económico no fuera un factor determinante al momento de decidir hacer una actividad cultural.
En 2018 se ofrecieron talleres de yoga, danzas árabes (con diversos niveles, hasta profesorado), Coreo Dance y teatro (en nivel inicial y avanzado). En total, más de cien personas asisten cada semana a los talleres de la Cooperativa.

La música está en el aire

Tortuguitas tiene su Orquesta. Y es cooperativa. Desde hace cinco años, esta iniciativa que dirige el maestro Ariel Gayoso, se consolida y convoca a chicos con inquietudes musicales a que se aproximen a la música clásica y popular, a partir de la ejecución de distintos instrumentos. Al día de hoy, la Orquesta Juvenil de Tortuguitas tiene un lugar en el circuito de ensambles de nuestro país, y participó de diversos conciertos en los más variados escenarios. Además de participar de fiestas comunitarias locales, fue parte de conciertos en la Facultad de Derecho de la UBA, ganándose un lugar de prestigio entre sus pares.

Este año, once chicos participaron del nivel inicial y seis de la práctica orquestal propiamente dicha.

Tortuguitas produce

Las expresiones artísticas que surgen en la Cooperativa comienzan a dar sus frutos. En 2018 hubo ocho espectáculos producidos desde los mismos talleres culturales. Todos fueron disfrutados por la comunidad, con entrada libre y gratuita.

La Orquesta Juvenil realizo tres conciertos. El taller de teatro ofreció una muestra para cada uno de sus niveles. Los alumnos de nivel inicial hicieron la obra “El Bar de Manolo” y los avanzados, “Milagro en el convento de Santa Ana”. Además, presentaron “Los árboles mueren de pie” en el Colegio Terraf. También los alumnos del taller de Coreo Dance hicieron dos muestras, una en julio y otra en diciembre.

Lo que viene

La vara queda alta para este año. Pero un grupo incansable de trabajadores de la Cooperativa ya está trabajando en la propuesta cultural 2019. El pueblo de Tortuguitas y el Consejo de Administración agradecen a Horacio Perfumo, Elena García, Jorge Volpi, Jorge Dorado y José Luis López, el equipo que está a cargo de la gestión del área.